Reciclaje A. Marquez
Blog
Ultimas noticias

ASAMBLEA GENERAL DE AGRESUR Y VISITA A SANPROS

 

IMG_5069

 

 

El pasado viernes 18 de Septiembre, Reciclajes A. Márquez estuvo presente en la Asamblea General de Agresur (Asociación de Gestores de Residuos del Sur), celebrada en las instalaciones de SANPROS (Sociedad Andaluza de Producciones Sostenibles S.L.U.). Durante la misma se trataron diversos temas de actualidad tanto de la asociación como del sector, entre los que podemos destacar las novedades de las normativas de traslado de residuos (R.D. 180/2015), la nueva normativa de RAEE (R.D. 110/2015), la nueva normativa sobre baterías y acumuladores (R.D. 710.2015), nueva normativa sobre Centros Autorizados de Tratamientos (CAT o desguaces) , así como otros aspectos de interés, como la situación del Recogedor Particular (RECOGESUR), competencia desleal y clandestinidad y futuros convenios de colaboración.

 

Posteriormente visitamos las instalaciones de Sanpros (filial del grupo murciano Azor Ambiental),  en el Parque de Actividades Medioambientales de Andalucía (PAMA), en Aznalcollar (Sevilla), la cual es la primera planta de reciclado de baterías de plomo ácido de la comunidad. Esta planta está considerada una de las mejores de Europa e incorpora las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) en materia medioambiental.

 

 

 

 

Nuevo Real Decreto 710/2015 sobre pilas y acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos

100611 Baterias (2)

 

El pasado viernes 24 de julio el Consejo de Ministros ha aprobado la modificación del Real Decreto de Pilas y Acumuladores. El nuevo Real Decreto 710/2015 que regula la gestión ambiental de las baterías fuera de uso adapta el anterior Real Decreto 106/2008, trasponiendo la nueva Directiva 2013/56/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de noviembre de 2013, por la que se modifica la Directiva 2006/66/CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a las pilas y acumuladores y sus residuos.

 

Con este nuevo Real Decreto se introduce algunas mejoras y actualizaciones en la regulación del Real Decreto 106/2008, que la experiencia ha aconsejado necesarias, entre las que cabe subrayar las relativas a la información que han de aportar a las Administraciones Públicas tanto los productores de pilas y acumuladores como las instalaciones de tratamiento y reciclado, y la aplicación del cálculo del nivel de eficiencia de reciclado de conformidad con el Reglamento (UE) n.º 493/2012 de la Comisión, de 11 de junio de 2012, por el que se establecen, normas detalladas para el cálculo de los niveles de eficiencia de los procesos de reciclado de los residuos de pilas y acumuladores.

 
El nuevo Real Decreto tiene en cuenta muchas de las aportaciones hechas por FER, representante de los gestores de este tipo de residuos, con lo que el Real Decreto 710/2015 resultante mejora sustancialmente el marco normativo que asegurará la correcta gestión de las baterías al final de su vida útil.

 

La norma establece que cualquier operador que recoja, transporte y gestione baterías debe cumplir con la legislación de residuos y ser gestor autorizado, lo que supone una garantía de cuidado del medio ambiente para todos.

 

La Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER) ha trabajado activamente para hacer llegar al Ministerio de Medio Ambiente a través de la Dirección General de Calidad Ambiental la experiencia del sector reciclador de estos residuos.

En el Real Decreto se regulan entre otros campos el reciclaje y gestión de baterías, como las de plomo, que actualmente ya se reciclan prácticamente al 100%, con lo que se mantendrá el sistema actual mejorando en algunos puntos su sistema de recogida.

 

Otro de los elementos destacables de este nuevo Real Decreto está el que establece una serie de condiciones relativas a la Responsabilidad Ampliada del Productor, adaptándola al régimen previsto sobre responsabilidad ampliada del productor en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.  Así, se estipula que los Sistemas de Responsabilidad Ampliada del Productor (antes llamados Sistemas Integrados de Gestión) deben limitarse a la organización de la gestión de estos residuos y no directamente a la gestión, que debe estar a cargo de los gestores autorizados.

 

Así mismo la norma indica claramente que los poseedores o últimos propietarios de baterías los podrán entregar también a un gestor autorizado y no sólo a los distribuidores o puntos de recogida

De igual modo se han racionalizado los excesivos requisitos de información que aparecían en algunos de los borradores previos, ya que dicha información ya está contenida en la pertinente memoria que ha de presentar periódicamente el gestor.

Entre las modificaciones que se incluyen cabe destacar también el establecimiento de nuevos objetivos de recogida de estos residuos.

Acerca de la FER

La Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER) es una asociación creada en 1982 con el fin de agrupar y defender los intereses de las empresas dedicadas al reciclaje de residuos en los distintos ámbitos económicos y sociales. FER cuenta con más de 250 socios en toda España y gracias a las asociaciones miembro de FER, representa a más de 435 empresas recicladoras y gestoras de residuos. FER actúa en nombre del sector ante las Administraciones Públicas y las organizaciones sindicales, así como ante otras asociaciones empresariales o sectoriales ya sean estas autonómicas, nacionales o internacionales.

FER es una organización sectorial que integra a las empresas gestoras de bienes al final de su vida útil entre los que figuran los metales férricos y no férricos, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, los neumáticos, los envases, los palés de madera, las baterías, etc. Representa el 90% del volumen del sector de la recuperación de metales, así como el 60% de los recicladores de neumáticos. Dentro de FER se encuentran así mismo el 80% de los recicladores de aparatos electrónicos y el 100% de la industria de la trituración de metales de España. Todo el sector del reciclado en España genera más de 30.000 puestos de trabajo directo y 105.000 indirecto

Fuente: gestoresderesiduos.org

La CE inicia la consulta pública para el plan de acción de economía circular

Las aportaciones ayudarán a desarrollar una nueva estrategia

 

IDrapeaux européens flottant devant le Berlaymont

La Comisión Europea (CE) ha abierto el período de consulta pública para recabar los puntos de vista de las principales opciones políticas para desarrollar una nueva estrategia sobre economía circular. Estas aportaciones ayudarán a la Comisión a preparar un nuevo plan de acción que se presentará, previsiblemente, a finales de este 2015.

 

Más allá de la política de residuos, las opciones políticas encaminadas al desarrollo de una economía circular competitiva en Europa abordarán el ciclo de vida completo del producto, teniendo en cuenta la situación de todos los Estados miembros. Así, se incluirán acciones sobre el diseño inteligente de los productos, la reparación y reutilización, el reciclaje, el consumo sostenible, la política de residuos, los niveles de reciclaje, el uso inteligente de las materias primas, mercados más fuertes para los materiales secundarios y medidas sectoriales específicas.

 

Apertura de consultas
Las nuevas propuestas están siendo preparadas por un equipo liderado por el primer vicepresidente de la CE, Frans Timmermans; el vicepresidente de la CE, Jyrki Katainen; y los comisarios Karmenu Vella y Elżbieta Bieńkowska, responsables de Medio Ambiente e Industria, respectivamente.

“El futuro desarrollo económico de Europa debe formar parte de una agenda sostenible a largo plazo. Necesitamos usar nuestros recursos de manera más inteligente, diseñar nuestros productos con vistas a su reutilización y reciclaje y establecer objetivos ambiciosos de reducción de residuos y reciclaje”, aseguró Timmermans.

Respecto a esta apertura de consultas, el vicepresidente de la CE apuntó que “estamos preguntando a toda Europa sobre cómo diseñar nuestras políticas para que estimulen una economía verde competitiva y protejan el medio ambiente para las futuras generaciones”.

Por su parte, Katainen afirmó que “avanzar hacia una economía circular más sostenible puede crear soluciones con las que todos ganamos y dar a Europa una nueva ventaja competitiva. Queremos proponer un plan de acción amplio con incentivos para que tanto los consumidores como las empresas usen los recursos con más eficiencia. Por eso necesitamos las aportaciones de los actores de todas las cadenas de valor”.

Ciudadanos, autoridades públicas, empresarios, ONG y demás interesados podrán contestar una serie de cuestiones sobre diversos aspectos del ciclo económico y su papel en la transición hacia una economía circular.

 

Ventajas de la economía circular
Avanzar hacia una economía circular puede promover la competitividad y la innovación estimulando nuevos modelos de negocio y nuevas tecnologías, así como favorecer la innovación social. Esto hará a la economía europea más sostenible y competitiva a largo plazo. La CE ha establecido como objetivo principal establecer las condiciones para la creación de empleo sin tener que usar y tirar la cantidad de recursos que se desperdician, contribuyendo así a una Europa más fuerte y limpia y reducir las presiones sobre el suministro de materias primas y el medio ambiente.

 

Fuente: MetalesyMetalurgia

Alicia García-Franco (FER): “El nuevo RD sobre RAEE ha derivado en un nuevo modelo de gestión”

jornada_raee_aliciagarciafranco_fer_3078

En el marco de una jornada técnica sobre reutilización y reciclaje de RAEE

La directora general de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), Alicia García-Franco, participó el 27 de abril, en una jornada técnica sobre reutilización y reciclaje de RAEE, celebrada en Madrid, con motivo de la presentación de los resultados del proyecto ecoRaee.

 

Seleccionado por la Comisión Europea (CE) dentro del programa Life+ 2011 y liderado por la Universidade de Vigo en colaboración con revertia y EnergyLab, este proyecto “no tanto de investigación, sino más demostrativo”, que está previsto que finalice en el mes de junio, se planteó como objetivo general la caracterización y demostración de un proceso industrial de preparación para la reutilización de equipos electrónicos con el fin de “promover los estándares para la transposición de la normativa europea y contribuir a un alto nivel de separación de los RAEE, entre el 45% y el 65% en los próximos años”. Así lo explicó Miguel Rodríguez, del departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Vigo, para quien este proyecto trata de demostrar que “la reutilización de los RAEE como vía económica, técnica y medioambientalmente es viable para resolver el problema de los RAEE”.

 

Por su parte, la directora general de la FER, en representación de los gestores de RAEE, expuso durante la jornada las principales novedades del nuevo Real Decreto 110/2015 de 20 de febrero sobre RAEE que para el sector supone, según Alicia García-Franco, “cumplir con los nuevos objetivos comunitarios de recogida y gestión, mejorando la trazabilidad y el control de la recogida y gestión de estos residuos, lo que ha derivado en un nuevo modelo de gestión”.

 

Tras explicar las propuestas necesarias para el sector lanzadas desde FER, Alicia García-Franco ha señalado que “los principios generales que solicitamos desde la Federación se han cumplido, aunque el resultado final ha sido un Real Decreto muy exigente para todos los agentes involucrados en el reciclaje y la reutilización de RAEE”.

 

La jornada también contó con la participación de Carlos Gutiérrez, de EnergyLab, encargado de exponer la visión desde la parte más técnica del proyecto ecoRaee, en cuanto al análisis cuantitativo del impacto ambiental de la reutilización de RAEE.

 

Por otro lado, Alejandro Lajo, de revertia, explicó a los asistentes la escalabilidad industrial de los procesos de reutilización de RAEE, mientras que Miguel Rodríguez, de la Universidade de Vigo, centró su ponencia en el análisis económico de la reutilización de los RAEE y las implicaciones políticas.

 

Finalmente, la directora general de Ecolum, Teresa Mejía Tejedor, presentó a los asistentes su ponencia titulada “Identis WEEE, el camino hacia la trazabilidad de los residuos”.

 

Fuente: Metalesymetalurgia

LA INDUSTRIA METALÚRGICA EUROPEA QUIERE PRIORIZAR LA CALIDAD DEL RECICLADO FRENTE A LA CANTIDAD

Varios organismos que agrupan al sector del metal apuntan a un nuevo enfoque más centrado en la calidad del material procesado en las plantas de reciclaje que en las toneladas de residuos recogidos.

 

metal-300x168

 

La industria metalúrgica europea ha sugerido que la definición de reciclaje debería tratarse de nuevo en la futura propuesta de economía circular.

 

Así, varios organismos europeos que aglutinan a los sectores de gestión de metales (Eurometaux), aluminio (EAA) y acero (Eurofer) han pedido un nuevo enfoque de medición de reciclaje más armonizado, en el que se tenga en cuenta la cantidad de material procesado en las instalaciones de reciclaje y no sólo las toneladas de residuos recogidos. Según explicaron, este último es el enfoque adoptado en la mayoría de los países.

 

Estas asociaciones también indicaron que estarían a favor de unos objetivos de reciclaje más ambiciosos propuestos en base a una definición común, siempre y cuando sean realistas y económicamente viables. Eurometaux subrayó que estos objetivos deben estar más centrados en la calidad del reciclado que en el volumen.

 

Según Chris Garza, de Eurometaux, dentro del futuro paquete de economía circular de la UE debe establecerse como prioridad un reciclaje de calidad para fomentar la “recuperación eficiente y racional de metales valiosos de los residuos reciclables y productos fuera de uso”.

 

Actualmente, la Comisión Europea está elaborando nuevas propuestas sobre economía circular después de que se retirasen las presentadas por su predecesora. Está prevista una nueva propuesta legislativa para finales de año, así como una hoja de ruta con iniciativas para promover la economía circular.

 

EAA y Eurometaux expresaron su apoyo a la eliminación progresiva del vertido de residuos reciclables en 2025 para evitar que los materiales valiosos se pierdan. Pero Eurofer alegó que los vertederos seguirán siendo necesarios debido a las limitaciones económicas y técnicas.

 

La industria también está en contra de un indicador que mida la eficiencia de recursos relacionando el PIB con el consumo de materias primas, tal como propuso la Comisión anterior. El representante de Eurometaux comentó que tal indicador podría incentivar “un uso mínimo de los materiales, en lugar de un uso óptimo”.

 

Fuente: ResiduosProfesional

 

La industria siderúrgica recicló 10,6 millones de Tn de chatarra en 2014

aceria_unesid_3075

 

Según la Unión de Empresas Siderúrgicas (Unesid), el esfuerzo exportador del sector durante 2014 ha permitido que la industria siderúrgica española reciclara 10,6 millones de toneladas de chatarra en 2014, participando en un ciclo que la convierte en uno de los grandes líderes del reciclaje de acero en Europa (junto con Italia y Alemania), y en el campeón indiscutible en España por volumen sobre todos los demás materiales que se reciclan.

 

En España, se recicla más acero que la suma del resto de materiales juntos. Así lo indican fuentes de Unesid, desde donde aseguran que se trata de un mercado “con unos innegables beneficios ambientales y económicos, en un ciclo respetuoso con el medio ambiente y comprometido con la seguridad, que resulta posible gracias a la concienciación de todos los operadores de la cadena”.

 

Asimismo, explican que la industria siderúrgica española tiene “capacidad suficiente” para reciclar toda la chatarra de acero que se genera en el país y, además, “añade valor con total garantía medioambiental a los 5 millones de toneladas de chatarra que se importan del exterior”

 

Fuente: Metalesymetalurgia.com

LA SITUACIÓN DEL RECICLAJE DE LAS LATAS DE BEBIDAS EN ESPAÑA Y EUROPA

SITUACIÓN EN ESPAÑA 

Casi nueva de cada diez latas de bebidas se reciclan en España

latas3-300x196

El 75% de los productos de acero y cerca del 50% de los de aluminio se fabrican utilizando productos ya usados como materia prima, como las latas de bebidas recicladas.

 

Los metales son recursos inagotables ya que son materiales permanentes que no desaparecen una vez han sido utilizados. Por esta razón se pueden volver a convertir en los productos que eran o bien en otros productos nuevos, con las mismas propiedades. Además, el ahorro energético producido al reciclar un producto metálico se conserva en el metal.

 

Tal es el caso de las latas de bebidas, cuya tasa de reciclado en España durante 2013 superó el 87%, con un valor medio ponderado del 87,4%. Este crecimiento de un punto porcentual frente al año anterior, en unos valores ya de por sí muy altos, representa un nuevo hito, y en términos sencillos quiere decir que nuevamente más de 6.000 millones de latas de bebidas se han vuelto a convertir en productos de acero o de aluminio, según la Asociación para el Reciclado de Productos de Aluminio (ARPAL).

 

En España el 75% de los productos de acero y cerca del 50% de los de aluminio se fabrican utilizando productos ya usados como materia prima, ya que no hay un límite en la cantidad de material reciclado que se puede utilizar en un producto de estos materiales (el 100% puede ser reciclado).

 

Si bien debido a la caída del consumo doméstico el volumen de envases metálicos recuperados en el conjunto del país solo ha experimentado un pequeño aumento, es destacable el caso de Canarias, donde las cantidades recuperadas han aumentado más del 90%, y casi se han triplicado en los tres últimos años.

 

Por otro lado, la tasa de reciclado para las latas de bebidas en 2013 en España está muy por encima de la media europea.

 

SITUACIÓN EN EUROPA

Europa ya recicla casi siete de cada diez latas de bebidas

 

cans-300x225

La industria europea del aluminio se muestra satisfecha con la evolución del reciclaje de envases, pero considera que estas tasas solo podrán mejorarse con nuevas inversiones en los sistemas de recogida y clasificación de residuos.

 

La tasa media de reciclaje de envases de bebidas de aluminio en la UE ha crecido un 1,5% hasta alcanzar un nuevo récord del 69,5%. Si consideramos la recogida de latas en todos los países europeos más Turquía, el resultado es que el metal de más de 27.500 millones de envases entró de nuevo en el circuito de fabricación de nuevos productos de aluminio, en un ejemplo de economía circular.

 

Las latas recogidas representan un total de 390.000 toneladas de aluminio reciclado, que evitaron la emisión a la atmósfera de más de 3 millones de toneladas de gases de efecto invernadero (GEI). Esto supone, por ejemplo, las emisiones que generan de media todos los habitantes de una ciudad como Bilbao.

 

Cada tonelada de aluminio reciclado ahorra el 95% de la energía usada o de los GEI emitidos para producir la misma cantidad de aluminio primario, según un informe de 2013 de la Asociación Europea del Aluminio (EAA) sobre la huella ambiental del sector.

 

La propia EAA considera esta ratio de de casi el 70% como un importante hito en el camino hacia su objetivo voluntario de reciclaje para latas de bebidas, que se sitúa en el 75% en el año 2015 y el 80% para 2020.

 

OBJETIVOS DE RECICLAJE REALISTAS

 

Sin embargo, Maarten Labberton, director del Grupo de Envases de EAA, se muestra cauto al respecto: “Estos ambiciosos objetivos sólo pueden alcanzarse si se realizan mejoras significativas en los sistemas de recogida y clasificación de envases metálicos y latas”. Pero también reconoce la importancia de los aspectos legales: “El marco regulatorio europeo debe ser más transparente y armonizado. Por lo tanto, instamos a las autoridades de la UE a presentar un paquete de economía circular revisado con objetivos de reciclaje ambiciosos pero más realistas”.

 

La industria europea del aluminio considera que se deberían hacer nuevas inversiones en las infraestructuras de reciclaje de los Estados miembros, de forma que se contribuya al desarrollo de una economía circular. Las fuentes de materiales valiosos como las latas de bebidas usadas y otros envases de aluminio pueden ser recicladas de forma infinita para la fabricación de nuevos envases y otros productos como bicicletas o materiales de construcción Así, la EAA apuesta por destinar fondos de cohesión europeos a ayudar en particular a aquellos Estados miembros que hoy están por debajo del promedio de recuperación.

 

A este respecto, Labberton comenta que “estos fondos podrían usarse de forma más inteligente, y respetando la jerarquía de residuos, con un fuerte foco en sistemas innovadores de recogida y clasificación de residuos para su reciclaje. El envío a vertederos de residuos reciclables debe superarse, y para la fracción resto de residuos –aquellos que no han sido separados en origen–, la incineración con recuperación de energía debe observarse como la segunda mejor solución, incluyendo la recuperación de metal de las cenizas”.

 

Fuente: ResiduosProfesional

 

 

 

FASES DEL PROCESO DE RECICLAJE DE RESIDUOS METÁLICOS

LOS MATERIALES SE COMPRAN PARA SU RECICLAJE

El reciclaje y recuperación de materias orgánicas e inorgánicas tiene múltiples ventajas entre las cuales está, fundamentalmente, la conservación del medio ambiente. El reciclado de materiales supone una labor fundamental porque permite el ahorro de materias primas y disminuye el gasto de energía y agua. También reduce la generación de residuos y la contaminación añadida. La labor de las empresas de tratamientos de residuos favorece la sostenibilidad del medio ambiente.

 

Reciclaje de chatarra

El proceso de reciclaje se divide en varias fases:

1. ENTRADA DE MATERIAL EN PLANTA

Entrada a nuestras instalaciones de vehículos cargados con material destinado al reciclaje.
Dichos vehículos son pesados en báscula vehicular  homologada. Para recepciones de materiales o cantidades menores disponemos de una báscula de detalle igualmente homologada.

 

2. DESCARGA DEL MATERIAL

Los vehículos provistos de caja basculante descarga automáticamente en la sección correspondiente.
Los vehículos sin basculante son descargados por nuestras grúas con pulpo-electroimán o manualmente las cargas de menor tamaño.

 

3. INSPECCIÓN, VALORACIÓN Y PAGO

Se realizará inspección visual y comprobación de la calidad y naturaleza del material descargado para que se corresponda con el presupuesto acordado. El vehículo descargado vuelve para realizar la destara. La báscula nos imprime un ticket con el neto (bruto-tara) del material descargado.Con este ticket de peso se generará un albarán valorado a los precios acordados que se abonará al contado mediante talón nominativo, etc…. El proveedor enviará su factura posteriormente.

 

4. CLASIFICACIÓN Y MANIPULACIÓN DE LOS MATERIALES

Los materiales, a su entrada, se clasifican según su naturaleza:

    Férricos: chatarra de hierro y acero.

    No férricos: chatarra de otros metales: cobre, bronce, latón, zinc, acero inoxidable, aluminio, níquel, plomo, aceros especiales,…

     Mixta: chatarra de hierro o acero mezclada con otros metales.

Los materiales, en las empresas de tratamiento de residuos, se manipulan de manera manual o mecánica según su dimensión.

Los materiales mixtos se desguazan con pequeña herramienta: soplete, etc., para su clasificación definitiva a férricos o no férricos.

Una vez clasificados se acumulan en pilas de chatarra de su misma naturaleza y se preparan para su salida.

 

5. SALIDA Y DESTINO DEL MATERIAL

 

Concluido el proceso y preparado el material se carga en camiones y se transporta a sus respectivas fundiciones o gestores finales, según la naturaleza del material, donde se funden y se convierten en materiales nuevos que, mediante moldes, producen cada fundición: vigas, pletinas, chapas, varillas, piezas, etc., de acero, aluminio, cobre, latón, inoxidables, etc.

El residuo no siempre es un desecho a destruir, a veces, es posible recuperarlo. Valorizar los residuos implica optimizar sus características mediante procesos de reutilización, recuperación y reciclado.

Clasificar un residuo, reciclarlo y poder darle un valor (valorizarlo) es muy conveniente para el medioambiente.

Los gestores de Residuos convertimos los residuos en materiales reutilizables para otras actividades, fomentando así, la valorización de los residuos y evitando el depositarlos en vertederos.

La valorización está incluida en la Gestión Integrada de los RSU (Residuos Sólidos Urbanos). Esta Gestión engloba todas las etapas de manejo de residuos: la generación, la disposición inicial, la recolección, el transporte, el tratamiento y la disposición final adecuada

 

Tiempos de cambio para el sector recuperador en España

Las dificultades de financiación y la falta de materia prima son los principales problemas del sector recuperador en España

maquinaria_recicladoresiduos_acero_123rf_3063

Las empresas del sector de maquinaria y equipamiento para la recuperación y reciclaje de chatarra y otros metales aseguran que “lo peor ya ha pasado”; la realidad muestra un mercado estancado debido a “la falta de financiación por parte de las entidades bancarias”, tal y como asegura el gerente de Hidroeuropa, Cándido Hernández, quien apunta la necesidad de la activación de líneas financieras para poder facilitar la adquisición de maquinaria al cliente final.

 

Sin perder de vista esta problemática, sumada a la falta de materia prima (chatarra), nos encontramos ante un panorama en el que, según indica la directora comercial para España y Portugal de Tomra Sorting Recycling, Judit Jansana, “los recicladores buscan ampliar su cartera de clientes, ajustar precios, mover su stock y ganar libertad de movimiento y competitividad. Esto sólo es posible con la modernización de sus procesos productivos con tecnologías de vanguardia”.

 

Vanguardia tecnológica
En función de los requerimientos de las empresas recicladoras, los fabricantes y distribuidores de maquinaria para la recuperación y reciclaje de chatarra se han visto impulsados en la actualidad a recurrir -en mayor medida que en etapas anteriores- a la innovación como factor diferenciador.

 

Desde la empresa Industrias Hidráulicas (Moros) aseguran que “esta situación exige a cualquier empresa permanecer en la vanguardia y, por ello, realizamos fuertes inversiones en I+D+i; toda esa inversión revierte directamente sobre el cliente final, quien puede obtener equipos que le hacen a su vez mucho más competitivo en el mercado”. En definitiva, el objetivo es “buscar modos alternativos de crecimiento y de gestión para incrementar el número de clientes y, en última instancia, su margen de beneficio”, apunta Jansana.

 

Rapidez, flexibilidad y calidad, así como eficiencia y economía de funcionamiento, centran los elementos protagonistas en la demanda de este tipo de equipamiento por parte de los recicladores. Según indica Hernández, “nos encontramos ante un sector que sabe perfectamente lo que quiere e incluso es capaz de imaginar cuáles son las necesidades a corto plazo del mercado”.

 

Por su parte, Diego Esteban, director comercial en Moros, asegura que entre sus clientes también se valora la atención postventa y unos bajos costes de mantenimiento preventivo.

 

Fuente: MetalesyMetalurgia

TECNOLOGÍA PARA LA SOSTENIBILIDAD EN LA RECUPERACIÓN DE METALES

La creciente demanda de metales exige un replanteamiento de las técnicas de reciclado. El uso de tecnologías eficientes, como la de clasificación basada en sensores, permite altas tasas de recuperación y fracciones limpias de valiosos metales no férricos, como acero inoxidable, cobre, latón, cables eléctricos y placas de circuito impreso. (Residuos Profesional)

 

tomra_2-300x210

 

 

El reciclado de metales conlleva demostrados beneficios desde el punto de vista económico y medioambiental. Los metales se pueden reciclar casi indefinidamente y ofrecen una gran oportunidad de reducir la degradación del medio ambiente, favoreciendo al mismo tiempo un uso más eficiente de recursos como agua y energía.

 

Sin embargo, hacen falta enfoques avanzados para resolver el reciclado de productos complejos, que contienen una gran variedad de metales y otros materiales relacionados entre sí. Y así lo reconoce el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) “Riesgos y desafíos ambientales que plantean los ciclos y flujos antropógenos de metales”, publicado en 2013: “el incremento de la demanda de metales, que podría multiplicarse por diez en comparación con las necesidades actuales, exige un replanteamiento de las prácticas de reciclado a fin de hacer frente a los impactos ambientales negativos”.

 

INNOVACIÓN TECNOLÓGICA

 

Existe un consenso general sobre la necesidad de dirigir los esfuerzos de I+D hacia el logro de un desarrollo sostenible, dando prioridad a las tecnologías que aumenten la productividad de los recursos. Esto significa, en gran parte, optimizar los procesos de recuperación y tratamiento de los residuos para poder recuperar la mayor cantidad de materia prima.

 

En consonancia con ello, las distintas legislaciones en materia de residuos incrementan sus objetivos de recuperación para los próximos años y para todos los tipos de residuos. En la legislación europea, por ejemplo, y en el caso de los vehículos fuera de uso (VFU), la Directiva 2000/53/CE del Parlamento Europeo establece una cuota obligatoria de reciclado que pasará del 85% al 95%, a cumplir a partir de 2015. Para satisfacer estas cuotas muchos países tendrán que hacer cambios en sus sistemas de reciclaje, se necesitarán más plantas, más y mejores máquinas y, sobre todo, tecnologías más eficientes que permitan reducir costes y obtener mejores resultados.

 

LA IMPORTANCIA DE LOS METALES NO FÉRRICOS

 

El potencial para el reciclado de metales es enorme. Se estima que sólo los residuos de equipos eléctricos y electrónicos en el mundo oscilan entre 20 y 50 millones de toneladas anuales. A todo ello hay que sumar los millones de latas de aluminio, los vehículos fuera de uso, los grandes electrodomésticos…. En el sector del metal crece imparable la demanda de metales no férricos. Metales como cobre, latón, aluminio y zinc se recuperan de los VFU para servir a su vez como recursos para la producción de nuevos vehículos. Lo mismo sucede con los residuos electrónicos, línea blanca, línea marrón, escorias de incineradoras, chapajo, perfil, etc.

 

Todos ellos son productos de gran consumo, que generan una alta demanda de metales no férricos. Por eso su recuperación y reciclaje tiene tanta importancia, tanto en el plano económico como medioambiental. Sin embargo, muchas plantas de reciclaje aún no tienen la capacidad tecnológica necesaria para recuperar estos valiosos metales eficientemente, perdiendo no solo competitividad y oportunidades de negocio, sino saliendo del circuito de la deseable sostenibilidad en el manejo de los recursos.

 

CLASIFICACIÓN POR SENSORES

tomra_1-300x225

 

Una de las innovaciones más punteras en este sector es la tecnología de clasificación por sensores, que permite optimizar el proceso de recuperación de materiales de distintos flujos de residuos. Los actuales equipos para la clasificación por sensores son capaces de seleccionar con alta precisión los distintos materiales atendiendo a sus propiedades, tales como conductividad y permeabilidad electromagnéticas, densidad atómica, conductividad y disipación térmica, composición elemental, color, brillo, forma, transparencia, absorción de la luz, etc.

 

Para la óptima recuperación de los valiosos y escasos metales, las plantas más modernas utilizan equipos dotados de sensores electromagnéticos altamente sensibles (EM), que reconocen los materiales en base a su conductividad electromagnética, permitiendo la recuperación de una fracción limpia de cables eléctricos, fracción limpia de acero inoxidable y recuperación de todos los metales no férricos. Estos sensores, en combinación con un sensor NIR (infrarrojo cercano) también permiten recuperar todos los plásticos visibles y su separación de diferentes polímeros, como PP, PS, PE, ABS.

 

Estos equipos cuentan además con avanzadas tecnologías para la recogida y tratamiento de datos de los múltiples objetos de metal, que escanean de manera constante, así como para el procesamiento de imágenes con alta precisión. Gracias a ellas, las máquinas de clasificación por sensores son capaces de identificar las diferencias más pequeñas entre las distintas fracciones de metal, basándose en su forma, tamaño e intensidad, y separar dichas fracciones con un alto grado de pureza. La calibración adaptativa de los equipos permiten, además, anular la señal de pequeños fragmentos metálicos embebidos en la banda de la cinta aceleradora, evitando que se activen las válvulas a su paso y consiguiendo una mayor pureza del producto seleccionado.

 

Fuente: Minería Urbana

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies