Reciclaje A. Marquez
Blog
Ultimas noticias

AGRESUR renueva su Junta Directiva

AGRESUR  RENUEVA SU JUNTA DIRECTIVA. EL NUEVO PRESIDENTE ES EL GADITANO CARLOS LUINS BARROSO

SE INCORPORAN NUEVOS VOCALES DE DISTINTAS PROVINCIAS DE ANDALUCÍA A LA DIRECTIVA

AGRESUR ha celebrado recientemente una Asamblea donde se ha elegido su nueva Junta Directiva para los próximos dos años.

El nuevo Presidente Carlos Luins (Cádiz)  contará en su equipo con José Luis de Frutos (Sevilla) como Vicepresidente.  La nueva Junta Directiva estará compuesta por:

  • Presidencia: RECICLAJES DEL SUR BAHÍA, S.L., con D. CARLOS LUINS BARROSO como representante.
  • Vicepresidencia: ENRIQUE DE FRUTOS E HIJOS, S.A., con JOSÉ LUIS DE FRUTOS VÁZQUEZ como representante.
  • Secretaría: SANGUINO Y ASOCIADOS ABOGADOS, S.L.P., con VANESSA VILLEGAS GALVÁN como representante.
  • Tesorería: BARRENO UNIÓN, S.L., con RUBÉN BARRENO MARTÍNEZ como representante.
  • Vocalía: D. JOSÉ MANUEL MATEOS LÓPEZ.
  • Vocalía: RECUPERACIONES, METALES Y CHATARRA PIPÓN con GABRIEL SAA OLIVARES como representante.
  • Vocalía: RECICLAJES MEDIOAMBIENTALES SANTA CLARA, S.L., con DÑA. PATRICIA DE LOS REYES LANGEHELDT HASAN como representante.
  • Vocalía: RECUPERACIONES DIEGO ROMERO, S.L., con FRANCISCO JAVIER ROMERO NIETO, como representante.
  • Vocalía: RECICLADOS HERMANOS ORTIZ, S.L., con JAIME ORTÍZ CABEZA, como representante.
  • Vocalía: ANDALUZA DE HIERROS Y RECUPERACIÓN, S.A., con PEDRO MAYORAL CASERMEIRO, como representante.
  • Vocalía: RECICLAJES ANTONIO MÁRQUEZ, S.C. con ANTONIO MÁRQUEZ como representante

 

En la misma línea que su antecesor Rubén Barreno, el nuevo Presidente de AGRESUR Carlos Luins Barroso comienza su mandato con nuevas iniciativas orientadas al crecimiento de la Asociación y a la mejora y beneficios de los asociados y el sector.

En este nuevo mandato la figura del asociado será una parte activa en la labor de AGRESUR con el objetivo de involucrar a todos los Miembros ya que JUNTOS SOMOS MÁS FUERTES.

AGRESUR representa a más de 30 empresas de Andalucía y a las que empiezan a sumarse de todo el País. La Asociación cuenta con un gran equipo de asesores jurídicos, medioambientales, fiscales y de comunicación que, desde el principio, trabajan día a día con en su apuesta por la calidad y el trabajo bien hecho.

 

Fuente: agresur.es

La industria del metal gana la batalla contra el Plomo, aunque se seguirá atento

plomo

 

En el año 2013, la European Chemicals Agency (ECHA) recomendó que el plomo metálico se clasificase como tóxico para la reproducción en niveles superiores a 300 ppm, es decir, al 0,03%.

 

Teniendo en cuenta que en el sector del metal es imposible tener materiales con una pureza del 100% y que es muy frecuente que el plomo se encuentre como impureza en los metales primarios o reciclados, según esta recomendación todos estos metales con más de un 0,03% de plomo se deberían considerar peligrosos.

 

En la actualidad, la Norma Europea del aluminio EN 1706:2011, referente al aluminio y aleaciones de aluminio, permite la  presencia de plomo en porcentajes del 0,2% al 0,4% mientras que la Norma Europea EN 13920, referente a las chatarras de aluminio, establece unos porcentajes inferiores, del 0,1% al 0,2%, pero en todo caso muy superiores al 0,03.

Por lo tanto, si se tuviese en cuenta la recomendación de ECHA, cabría el riesgo de que tanto la chatarra de plomo como prácticamente toda la chatarra férrica y no férrica fuesen consideradas como residuo peligroso.

Este hecho, sin lugar a dudas, tendría un fuerte impacto en todo el sector del reciclaje, ya muy castigado por otro motivos, y afectaría seriamente a su viabilidad, puesto que:

  1. Obligaría a prácticamente todo el sector a autorizarse como gestor de residuos peligrosos. Hecho que, a día de hoy, muchas empresas no pueden afrontar.
  2. Complicaría enormemente la gestión documental de estas chatarras (DCS, etc.).
  3. Reduciría la posibilidad de entrega de estas chatarras. Muchos clientes finales (fundiciones, refinadores, etc.) tendrían que adaptarse para poder procesar “materiales peligrosos” o directamente no aceptar estos materiales, por no poder darles una salida dado su carácter de “peligroso”.
  4. Limitaría la exportación, dado que la normativa europea restringe la exportación de residuos peligrosos.

Ante este panorama, y para evitar nefastas consecuencias para el sector, toda la industria del metal europeo se ha unido para luchar en su contra. Así, las distintas asociaciones europeas implicadas, inclusive la recién creada EuRIC, han actuado ante la Comisión Europea  y a nivel nacional las diferentes asociaciones estatales (FER, FEAF,ASSOFERMET,…) hemos actuado ante nuestras autoridades nacionales.

 

Finalmente, el gran trabajo realizado para transmitir a las autoridades competentes la gran preocupación existente en la industria del metal sobre las adversas consecuencias que iba a tener para su cadena de valor esta recomendación ha tenido éxito y a finales del mes pasado, en el REACH Member State Commit se decidió posponer la reclasificación del plomo metálico (sólido) en el porcentaje del 0,03% como tóxico para la reproducción.

 

Por supuesto toda la industria se mantiene atenta, dado que este riesgo se sigue considerando una grave amenaza para el sector.

 

Fuente: Blog.recuperacion.org

 

EL RECICLAJE ESPAÑOL RECLAMA ANTE EL SENADO RESPETO Y RECONOCIMIENTO DEL SECTOR

La directora general de la FER, Alicia García-Franco, describió la transformación y la continua apuesta sectorial por la innovación

SONY DSC

El pasado 26 de febrero tuvo lugar en el Senado sesión de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático, en la que se trataron, entre otros temas, un estudio sobre evaluación de los diversos aspectos en materia de residuos y el análisis de los objetivos cumplidos según la estrategia marcada por la Unión Europea (UE). La directora general de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), Alicia García-Franco, participó en esta Comisión, haciendo en su presentación hincapié en los principales aspectos a mejorar si se pretende que España alcance los objetivos planteados.

 

En este sentido, García-Franco puso de manifiesto la importancia de conocer y reconocer al tradicional sector del reciclaje de metales, los tradicionales “chatarreros”, su labor, así como la actualización y modernización que el sector ha experimentado pese a la imagen que aún tiene la sociedad más propia de lo que fue el sector hace 40 años.

 

“Hoy en día el sector, si bien sigue estando mayoritariamente compuesto por pymes y empresas familiares,se trata de una industria muy profesionalizada, muy regulada y que realiza una labor imprescindible para la sociedad moderna”, apuntó.

 

Además, describió la transformación experimentada por el sector y la continua apuesta por el desarrollo, el avance y la innovación mediante la inversión de gran cantidad de recursos económicos, tecnológicos y de personal.

 

Frente a ello, denunció que el sector se enfrenta a diversas amenazas “muy significativas y, en ocasiones, no suficientemente combatidas por la administración”. Así, García-Franco planteó la necesidad de “unalucha decidida contra el intrusismo y la competencia desleal” de los llamados “operadores ilegales”. En esta línea, exigió que se clausurasen las instalaciones ilegales ya que eran a ellas a las que van a parar los flujos paralelos de RAEEs.

 

Y recordó, una vez más, las iniciativas que FER ha propuesto “para que la tradicional red capilar de recogida, en ocasiones formada por recolectores primarios en riesgo de exclusión, puedan incorporarse al sistema económico de forma legal”.

 

La máxima responsable de FER también quiso defender la profesionalidad y capacidad de gestión del sector de los gestores de residuos españoles que, en muchos casos, están a la cabeza de Europa en cuanto a instalaciones y capacidad de tratamiento. García-Franco negó tajantemente los bulos que, con malas intenciones, hacen correr que el gestor es alguien “incontrolable”. Así, señaló que “muy al contrario, son profesionales que saben cumplir con los objetivos que marca la legislación y al tiempo lograr mantener una actividad económica creadora de empleo. Sí puntualizó que para que los gestores pudieran llevar a cabo satisfactoriamente su labor de reciclaje, “los Sistemas Integrados de Gestión (SIG) creados por los fabricantes deben centrarse en financiar adecuadamente el tratamiento de los residuos con valor residual negativo”.

 

Igualmente, puso de manifiesto que en casos como los Vehículos Fuera de Uso (VFU), baterías de automoción o envases, los objetivos de reciclaje se alcanzan gracias a “la constante colaboración entre todas las partes y agentes afectados”, apuntando que “cuando esa colaboración no existe el funcionamiento del sistema es defectuoso y mucho más caro para el ciudadano”.

 

De esta forma, Alicia García-Franco abogó por la colaboración entre fabricantes, gestores y administración, estableciendo “una dinámica constructiva de respeto mutuo en el que nadie usurpase el papel de nadie y se lograsen así los objetivos planteados”.

 

Fuente: metalesymetalurgia

LA CHATARRA DE COBRE Y SUS ALEACIONES DEJÁN DE SER RESIDUOS

 

Cobre-2-1024x764

 

El reglamento 715.2013, publicado a finales de julio de ese mismo año, el cual entró en vigor el 1 de enero del 2014, establece los criterios para determinar cuándo la chatarra de cobre y sus aleaciones dejan de ser residuos una vez procesados por el recuperador, pasando así a considerarse producto. Este reglamento supone la continuación delreglamento 333.2011 que marca los criterios que determinan cuando la chatarra de hierro, acero y aluminio dejan de ser residuos y que se publicó en el año 2011 con una estructura similar al Reglamento 715/2013.

 

La Federación Española de la recuperación y el reciclaje (FER) ha sido uno de los principales impulsores de que distintos tipos de chatarra, una vez procesada por los recuperadores, dejara de considerarse residuo. Hace muchos años que se ha venido trabajando en la Unión Europea para desarrollar los criterios de desclasificación de las chatarras preparadas como residuo. FER ha formado parte del reducido grupo de expertos que, junto al Instituto de Prospectiva Tecnológica de la Comisión Europea (IPTS), ubicado en la Isla de la Cartuja en Sevilla, trabajaron para elaborar el informe que define qué pautas de calidad y tratamiento se deben cumplir, dando el punto de vista de la industria para intentar establecer “unos criterios lo más claros posibles y que se adaptasen en la medida de lo posible a la realidad de nuestra actividad”.

 

Con esta reforma que incorpora los 3 principales metales en cantidad en el mundo de la recuperación y el reciclaje (cobre, aluminio y acero), los recuperadores entendidos como recicladores, pasan a ser el eslabón clave en todo proceso de tratamiento y reciclaje de residuos convertibles en nuevas materias primas. Se reconoce así la labor de procesado, limpieza y homogeneización llevado a cabo por el sector de la recuperación y el reciclaje para finalmente obtener materiales reciclados que sirven de materia prima a acerías y refinerías de aluminio y cobre.

 

Criterios que deben cumplirse

 

Para que la chatarra de cobre y sus aleaciones pierdan la condición de residuo tras ser procesadas por un gestor y, por tanto, se considere producto, deben cumplir con los siguientes requisitos:
– Han de tenerse en cuenta unos requisitos determinados de pureza y calidad de la chatarra resultante de la operación de recuperación limitándose así la cantidad de materiales extraños, óxidos metálicos, aceites, etc. (descritas en la sección 1 del Anexo I del Reglamento)
– Ha de controlarse los residuos que se pueden utilizar como material de entrada en la operación de recuperación (descritos en la sección 2 del AnexoI)
– La chatarra de cobre habrá sido procesada y tratada para permitir su uso directo final como materia prima del proceso de producción de cobre (procedimientos y técnicas de tratamientos marcados en la sección 3 del Anexo I)
– Ha de implantarse y verificarse cada 3 años un Sistema de Gestión que constará de una serie de procedimientos documentados y controles, para demostrar el cumplimiento de los criterios (marcados en el artículo 5).
– Habrá una declaración de conformidad, que debe acompañar a cada envío de chatarra (según modelo del Anexo II). Y además, se debe guardar al menos durante un año y estar a disposición de las autoridades competentes, tal y como se explica en el artículo 4.

 

 

En la práctica
Este reglamento se aplicará únicamente a materiales procesados por un gestor, es decir, no se aplica a chatarras generadas en talleres, fábricas, etc. Para que pierda la condición de residuo, el productor (el productor es el poseedor que transfiere chatarra a otro poseedor por primera vez como chatarra que ha dejado de ser residuo) o el importador, debe emitir en cada envío una declaración de conformidad según el modelo que figura en el Anexo II del Reglamento.

 
Además, se aplica solo a la libre elección del reciclador, ya que él decide libremente si emite o no la declaración de conformidad. Si decide emitir (y cumple los requisitos para poder emitir la declaración de conformidad) el material deja de ser residuo. Por el contrario, si una empresa decide no emitir su declaración de conformidad, el receptor de la chatarra no puede considerar que la chatarra que se le ha entregado ya no es un residuo, independientemente de que cumpla o no el resto de criterios.

 

 

Y, al igual que sucedió con las chatarras férricas y de aluminio, una vez que la chatarra se convierte en producto tiene una serie de implicaciones con relación al Reglamento Reach. Por este motivo, la FER, junto a las asociaciones europeas de metales férricos y no férricos (EFR y Eurometrec), ha trabajado en una serie de documentación fin condición de residuo y Reach para aclarar los puntos más importantes a tener en cuenta, así como para facilitar su cumplimiento a sus asociados. Por último, la aplicación de dicha normativa de fin de residuos no tiene efectos en el régimen del IVA. Según explican desde la FER, se sigue aplicando la inversión del sujeto pasivo aunque la chatarra deje de ser residuo.

 

Ventajas para el reciclaje

 

El establecimiento de estos nuevos criterios para marcar cuando ciertos residuos dejan de serlo, supone un impulso al reciclado principalmente por las siguientes cuestiones:

 
– Se reducen las cargas administrativas del comercio de los materiales reciclados.
– Se fomenta el reciclaje al poner en situación de igualdad competitiva a las materias primas vírgenes y a las recicladas.
– Ahorro de costes económicos, tiempo y personal.
– Más de 8 millones de toneladas de metales al año en España (sumando cobre, aluminio y acero) pueden beneficiarse de esta condición.

 

Fuente: Reordena

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies