Reciclaje A. Marquez
Blog
Ultimas noticias

El nuevo etiquetado de los residuos peligrosos

Figura_01

 

Fuente: MAGRAMA

El pasado 1 de junio cambió el etiquetado de los residuos peligrosos para adaptarse al Reglamento 1272/2008 sobre clasificación, envasado y etiquetado de sustancias y mezclas (CLP). Por lo tanto, el artículo 14 del Real Decreto 833/88 sobre residuos peligrosos se ha modificado para adaptarse a esta normativa y, desde esa fecha, el etiquetado de residuos peligrosos tendrá las siguientes características:

  1. Los recipientes o envases que contengan residuos tóxicos y peligrosos deberán estar etiquetados de forma clara, legible e indeleble, al menos en la lengua española oficial del Estado.
  2. En la etiqueta deberá figurar:
    • El código de identificación de los residuos que contiene, según el sistema de identificación que se describe en el Reglamento 1357/2014, de 18 de diciembre(son las características HP) y el código LER del residuo con su correspondiente descripción.
    • Nombre, dirección y teléfono del productor de los residuos.
    • Fechas de envasado.
    • La naturaleza de los riesgos que presentan los residuos, es decir, utilizar los nuevos pictogramas dibujados en negro sobre fondo blanco:

3. La etiqueta debe ser firmemente fijada sobre el envase, debiendo ser anuladas, si fuera necesario, indicaciones o etiquetas anteriores de forma que no induzcan a error o desconocimiento del origen y contenido del envase en ninguna operación posterior del residuo. El tamaño de la etiqueta debe tener como mínimo las dimensiones de 10 x 10 cm.

4. No será necesaria una etiqueta cuando sobre el envase aparezcan marcadas de forma clara las inscripciones a que hace referencia el apartado 2, siempre y cuando estén conformes con los requisitos exigidos en el presente artículo.

 

 

Pictogramas

Cuando se asigne a un residuo envasado más de un pictograma se tendrán en cuenta los criterios siguientes:

    •  En el caso de peligros físicos, si la etiqueta lleva el pictograma GHS01 (bomba explotando), entonces el GHS02 (llama) y el GHS03 (llama sobre un círculo) serán opcionales.

Figura_02

 

    •  En el caso de los peligros físicos y para la salud, si la etiqueta lleva el pictograma GHS02 (llama) o el GHS06 (calavera y tibias), entonces el GHS04 (bombona de gas) será opcional:

Figura_03

 

    • En el caso de los peligros para la salud si la etiqueta lleva el pictograma GHS05 (corrosión), entonces el GHS07 (signo de admiración) no se utilizará para la irritación cutánea u ocular:

Figura_04

    • En el caso de los peligros para la salud, si la etiqueta lleva el pictograma GHS08 (peligro para la salud) relativo a la sensibilización respiratoria, entonces el GHS07 (signo de admiración) no se utilizará para sensibilización cutánea o para la irritación cutánea u ocular

Figura_05

 

 

 

Fuente: blog.recuperacion.org

 

LA SITUACIÓN DEL RECICLAJE DE LAS LATAS DE BEBIDAS EN ESPAÑA Y EUROPA

SITUACIÓN EN ESPAÑA 

Casi nueva de cada diez latas de bebidas se reciclan en España

latas3-300x196

El 75% de los productos de acero y cerca del 50% de los de aluminio se fabrican utilizando productos ya usados como materia prima, como las latas de bebidas recicladas.

 

Los metales son recursos inagotables ya que son materiales permanentes que no desaparecen una vez han sido utilizados. Por esta razón se pueden volver a convertir en los productos que eran o bien en otros productos nuevos, con las mismas propiedades. Además, el ahorro energético producido al reciclar un producto metálico se conserva en el metal.

 

Tal es el caso de las latas de bebidas, cuya tasa de reciclado en España durante 2013 superó el 87%, con un valor medio ponderado del 87,4%. Este crecimiento de un punto porcentual frente al año anterior, en unos valores ya de por sí muy altos, representa un nuevo hito, y en términos sencillos quiere decir que nuevamente más de 6.000 millones de latas de bebidas se han vuelto a convertir en productos de acero o de aluminio, según la Asociación para el Reciclado de Productos de Aluminio (ARPAL).

 

En España el 75% de los productos de acero y cerca del 50% de los de aluminio se fabrican utilizando productos ya usados como materia prima, ya que no hay un límite en la cantidad de material reciclado que se puede utilizar en un producto de estos materiales (el 100% puede ser reciclado).

 

Si bien debido a la caída del consumo doméstico el volumen de envases metálicos recuperados en el conjunto del país solo ha experimentado un pequeño aumento, es destacable el caso de Canarias, donde las cantidades recuperadas han aumentado más del 90%, y casi se han triplicado en los tres últimos años.

 

Por otro lado, la tasa de reciclado para las latas de bebidas en 2013 en España está muy por encima de la media europea.

 

SITUACIÓN EN EUROPA

Europa ya recicla casi siete de cada diez latas de bebidas

 

cans-300x225

La industria europea del aluminio se muestra satisfecha con la evolución del reciclaje de envases, pero considera que estas tasas solo podrán mejorarse con nuevas inversiones en los sistemas de recogida y clasificación de residuos.

 

La tasa media de reciclaje de envases de bebidas de aluminio en la UE ha crecido un 1,5% hasta alcanzar un nuevo récord del 69,5%. Si consideramos la recogida de latas en todos los países europeos más Turquía, el resultado es que el metal de más de 27.500 millones de envases entró de nuevo en el circuito de fabricación de nuevos productos de aluminio, en un ejemplo de economía circular.

 

Las latas recogidas representan un total de 390.000 toneladas de aluminio reciclado, que evitaron la emisión a la atmósfera de más de 3 millones de toneladas de gases de efecto invernadero (GEI). Esto supone, por ejemplo, las emisiones que generan de media todos los habitantes de una ciudad como Bilbao.

 

Cada tonelada de aluminio reciclado ahorra el 95% de la energía usada o de los GEI emitidos para producir la misma cantidad de aluminio primario, según un informe de 2013 de la Asociación Europea del Aluminio (EAA) sobre la huella ambiental del sector.

 

La propia EAA considera esta ratio de de casi el 70% como un importante hito en el camino hacia su objetivo voluntario de reciclaje para latas de bebidas, que se sitúa en el 75% en el año 2015 y el 80% para 2020.

 

OBJETIVOS DE RECICLAJE REALISTAS

 

Sin embargo, Maarten Labberton, director del Grupo de Envases de EAA, se muestra cauto al respecto: “Estos ambiciosos objetivos sólo pueden alcanzarse si se realizan mejoras significativas en los sistemas de recogida y clasificación de envases metálicos y latas”. Pero también reconoce la importancia de los aspectos legales: “El marco regulatorio europeo debe ser más transparente y armonizado. Por lo tanto, instamos a las autoridades de la UE a presentar un paquete de economía circular revisado con objetivos de reciclaje ambiciosos pero más realistas”.

 

La industria europea del aluminio considera que se deberían hacer nuevas inversiones en las infraestructuras de reciclaje de los Estados miembros, de forma que se contribuya al desarrollo de una economía circular. Las fuentes de materiales valiosos como las latas de bebidas usadas y otros envases de aluminio pueden ser recicladas de forma infinita para la fabricación de nuevos envases y otros productos como bicicletas o materiales de construcción Así, la EAA apuesta por destinar fondos de cohesión europeos a ayudar en particular a aquellos Estados miembros que hoy están por debajo del promedio de recuperación.

 

A este respecto, Labberton comenta que “estos fondos podrían usarse de forma más inteligente, y respetando la jerarquía de residuos, con un fuerte foco en sistemas innovadores de recogida y clasificación de residuos para su reciclaje. El envío a vertederos de residuos reciclables debe superarse, y para la fracción resto de residuos –aquellos que no han sido separados en origen–, la incineración con recuperación de energía debe observarse como la segunda mejor solución, incluyendo la recuperación de metal de las cenizas”.

 

Fuente: ResiduosProfesional

 

 

 

RECICLAJE EN NAVIDAD

Durante las Navidades, en especial en los días más señalados, la generación de basuras aumenta en un 30%. Por ello, el reciclaje, un hábito beneficioso para el medio ambiente y la economía, es todavía más importante en estas fechas. Este artículo señala los datos sobre el aumento de la basura y el reciclaje en Navidad, ofrece consejos para reciclar bien durante estas fiestas e indica iniciativas de adornos navideños con materiales reciclados.

 

10403286_797632673641367_1953283014058076389_n

La basura (y el reciclaje) aumenta en Navidad

 

Durante las fechas navideñas, en especial los días de Navidad, Año Nuevo y Reyes, la generación de residuos, sobre todo los de envases y embalajes, aumenta un 30% con respecto a la media del resto del año. Así lo señalan diversas fuentes, como el Ministerio de Medio Ambiente (MAGRAMA) o la Asociación Española de Recuperadores de Papel y Cartón (REPACAR).

 

La concienciación ambiental debe, por tanto, aumentar más si cabe en Navidades, porque gran parte de estos residuos se pueden reciclar. Las principales organizaciones del sector señalan que año tras año los consumidores demuestran que el mensaje está cada vez más interiorizado, pero todavía se puede mejorar.

 

Consejos para reciclar bien en Navidad

 

Tener claro cómo se recicla: cada contenedor sirve para un residuo concreto. El contenedor verde para vidrio, el azul para papel y cartón y el amarillo para envases (de plástico y metálicos).

 

El aceite también se puede reciclar: durante las Navidades el volumen de comidas aumenta y, con ello, el uso del aceite, que también se puede reciclar.

 

Evitar los desperdicios de alimentos: mención aparte merecen las comidas y cenas navideñas, donde se corre el riesgo de tirar más restos a la basura de lo habitual. Hay que recordar que se desperdician al año hasta 1.300 millones de toneladas de alimentos en todo el mundo, un problema ecológico, económico y social en aumento.

 

No depositar las basuras los días festivos señalados: según Ecoembes, aunque en algunos municipios trabajan todos los días de Navidades, incluidos festivos, lo normal es que el servicio de recogida de residuos no funcione ni durante la noche del 24 de diciembre, la mañana del 25 de diciembre, la noche del 31 de diciembre y la mañana del 1 de enero. Para evitar la acumulación de basuras en las calles, su deterioro y mejorar la calidad del servicio, se recomienda depositar los residuos los días después, sobre todo para los contenedores de papel-cartón y vidrio.

 

Reciclar es importante, reducir y reutilizar aún más: en estas fiestas se tiende a consumir más de lo habitual, pero se puede hacer dentro de un orden, sin despilfarros ni exageraciones. Antes que el reciclaje, la primera prioridad del consumidor ecológico es reducir (consumir solo lo necesario); y la segunda, reutilizar (reaprovechar los productos para darles una vida útil mayor).

 

Adornos navideños con materiales reciclados: Materiales como el vidrio o el papel se pueden reciclar para hacer nuevos productos, o bien reutilizarlos para darles otra salida.

 

 

Fuente: Eroski Consumer

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies