Reciclaje A. Marquez

RECICLAJE EN NAVIDAD

Durante las Navidades, en especial en los días más señalados, la generación de basuras aumenta en un 30%. Por ello, el reciclaje, un hábito beneficioso para el medio ambiente y la economía, es todavía más importante en estas fechas. Este artículo señala los datos sobre el aumento de la basura y el reciclaje en Navidad, ofrece consejos para reciclar bien durante estas fiestas e indica iniciativas de adornos navideños con materiales reciclados.

 

10403286_797632673641367_1953283014058076389_n

La basura (y el reciclaje) aumenta en Navidad

 

Durante las fechas navideñas, en especial los días de Navidad, Año Nuevo y Reyes, la generación de residuos, sobre todo los de envases y embalajes, aumenta un 30% con respecto a la media del resto del año. Así lo señalan diversas fuentes, como el Ministerio de Medio Ambiente (MAGRAMA) o la Asociación Española de Recuperadores de Papel y Cartón (REPACAR).

 

La concienciación ambiental debe, por tanto, aumentar más si cabe en Navidades, porque gran parte de estos residuos se pueden reciclar. Las principales organizaciones del sector señalan que año tras año los consumidores demuestran que el mensaje está cada vez más interiorizado, pero todavía se puede mejorar.

 

Consejos para reciclar bien en Navidad

 

Tener claro cómo se recicla: cada contenedor sirve para un residuo concreto. El contenedor verde para vidrio, el azul para papel y cartón y el amarillo para envases (de plástico y metálicos).

 

El aceite también se puede reciclar: durante las Navidades el volumen de comidas aumenta y, con ello, el uso del aceite, que también se puede reciclar.

 

Evitar los desperdicios de alimentos: mención aparte merecen las comidas y cenas navideñas, donde se corre el riesgo de tirar más restos a la basura de lo habitual. Hay que recordar que se desperdician al año hasta 1.300 millones de toneladas de alimentos en todo el mundo, un problema ecológico, económico y social en aumento.

 

No depositar las basuras los días festivos señalados: según Ecoembes, aunque en algunos municipios trabajan todos los días de Navidades, incluidos festivos, lo normal es que el servicio de recogida de residuos no funcione ni durante la noche del 24 de diciembre, la mañana del 25 de diciembre, la noche del 31 de diciembre y la mañana del 1 de enero. Para evitar la acumulación de basuras en las calles, su deterioro y mejorar la calidad del servicio, se recomienda depositar los residuos los días después, sobre todo para los contenedores de papel-cartón y vidrio.

 

Reciclar es importante, reducir y reutilizar aún más: en estas fiestas se tiende a consumir más de lo habitual, pero se puede hacer dentro de un orden, sin despilfarros ni exageraciones. Antes que el reciclaje, la primera prioridad del consumidor ecológico es reducir (consumir solo lo necesario); y la segunda, reutilizar (reaprovechar los productos para darles una vida útil mayor).

 

Adornos navideños con materiales reciclados: Materiales como el vidrio o el papel se pueden reciclar para hacer nuevos productos, o bien reutilizarlos para darles otra salida.

 

 

Fuente: Eroski Consumer

Dejanos su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR