Reciclaje A. Marquez
Blog
Ultimas noticias

El nuevo RD sobre RAEE, un paso adelante para el sector de gestión de residuos electrónicos

En opinión de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje

 

fer_rdraee_3065

El nuevo Real Decreto 110/2015 sobre Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), que sustituye al anterior de 2005 y adapta la normativa española a la Directiva 2012/19/UE y a la Ley de Residuos y Suelos Contaminados 22/2011, supone “un paso adelante importante en un sector con tanto crecimiento y relevancia como es el de la gestión de residuos electrónicos”, aseguran desde la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER).

 

Además de destacar las novedades de esta nueva regulación, como el incremento de los objetivos de recogida o la inclusión de la necesidad de alcanzar determinados porcentajes de preparación para la reutilización de ciertas categorías de RAEE, desde el sector del reciclaje y gestión de RAEE han hecho un balance de dicho RD y de sus puntos considerados positivos y negativos.

 

Novedades positivas
Entre los aspectos positivos de la normativa publicada en el BOE el pasado 21 de febrero, la FER destaca la disposición al diálogo con los diferentes grupos implicados en la gestión de RAEE por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). “Sin duda, es fundamental poder contar con la opinión de los colectivos que, una vez aprobado este Real Decreto, van a tener que ponerlo en práctica”, apuntan desde la FER.

 

Una de las novedades positivas, en opinión de la FER, es el reconocimiento de la labor de los gestores autorizados mediante la posibilidad de participar en la gestión de RAEE sin tener la obligación de adherirse a un Sistema de Responsabilidad Ampliada del Productor (SRAP). Así, este Real Decreto permite la contabilización de todos los flujos correctamente gestionados de RAEE independientemente de que provengan de un SRAP o no.

 

Además, se reconoce de forma explícita la capacidad del gestor autorizado de ser instalación de recogida de RAEE con lo que “se regula y da carta de naturaleza a una realidad que venía llevándose a cabo desde el principio de la regulación de este tipo de residuos”, indican desde la Federación. Al mismo tiempo, se identifica también a las plataformas logísticas y a la distribución como instalaciones de recogida, asegurando así la trazabilidad de los residuos recogidos a través de estas vías. Con este nuevo Real Decreto se establece la trazabilidad para la distribución desde el momento mismo de la venta mediante la identificación del productor en el Registro Integrado.

 

Cuestiones problemáticas
No obstante, desde la FER también apuntan la existencia de algunos aspectos de este Real Decreto que se ven como “potencialmente problemáticos”. Según la Federación, “se aprecia una excesiva carga administrativa y un incremento desproporcionado de los requisitos exigidos. Esto, en algunos casos podría incluso hacer peligrar al actual sector autorizado y que actúa legalmente en beneficio de los operadores ilegales o no autorizados que, al incumplir sistemáticamente la legislación sin consecuencias graves, no se ven sometidos a estas nuevas exigencias”.

 

Finalmente, desde la FER realizan un balance positivo de este RD y aseguran que “es una apuesta muy valiente que, si no va acompañada de un control de la Administración sobre los operadores ilegales, no funcionará”.

 

Fuente: metalesymetalurgia

EL RECICLAJE ESPAÑOL RECLAMA ANTE EL SENADO RESPETO Y RECONOCIMIENTO DEL SECTOR

La directora general de la FER, Alicia García-Franco, describió la transformación y la continua apuesta sectorial por la innovación

SONY DSC

El pasado 26 de febrero tuvo lugar en el Senado sesión de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático, en la que se trataron, entre otros temas, un estudio sobre evaluación de los diversos aspectos en materia de residuos y el análisis de los objetivos cumplidos según la estrategia marcada por la Unión Europea (UE). La directora general de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), Alicia García-Franco, participó en esta Comisión, haciendo en su presentación hincapié en los principales aspectos a mejorar si se pretende que España alcance los objetivos planteados.

 

En este sentido, García-Franco puso de manifiesto la importancia de conocer y reconocer al tradicional sector del reciclaje de metales, los tradicionales “chatarreros”, su labor, así como la actualización y modernización que el sector ha experimentado pese a la imagen que aún tiene la sociedad más propia de lo que fue el sector hace 40 años.

 

“Hoy en día el sector, si bien sigue estando mayoritariamente compuesto por pymes y empresas familiares,se trata de una industria muy profesionalizada, muy regulada y que realiza una labor imprescindible para la sociedad moderna”, apuntó.

 

Además, describió la transformación experimentada por el sector y la continua apuesta por el desarrollo, el avance y la innovación mediante la inversión de gran cantidad de recursos económicos, tecnológicos y de personal.

 

Frente a ello, denunció que el sector se enfrenta a diversas amenazas “muy significativas y, en ocasiones, no suficientemente combatidas por la administración”. Así, García-Franco planteó la necesidad de “unalucha decidida contra el intrusismo y la competencia desleal” de los llamados “operadores ilegales”. En esta línea, exigió que se clausurasen las instalaciones ilegales ya que eran a ellas a las que van a parar los flujos paralelos de RAEEs.

 

Y recordó, una vez más, las iniciativas que FER ha propuesto “para que la tradicional red capilar de recogida, en ocasiones formada por recolectores primarios en riesgo de exclusión, puedan incorporarse al sistema económico de forma legal”.

 

La máxima responsable de FER también quiso defender la profesionalidad y capacidad de gestión del sector de los gestores de residuos españoles que, en muchos casos, están a la cabeza de Europa en cuanto a instalaciones y capacidad de tratamiento. García-Franco negó tajantemente los bulos que, con malas intenciones, hacen correr que el gestor es alguien “incontrolable”. Así, señaló que “muy al contrario, son profesionales que saben cumplir con los objetivos que marca la legislación y al tiempo lograr mantener una actividad económica creadora de empleo. Sí puntualizó que para que los gestores pudieran llevar a cabo satisfactoriamente su labor de reciclaje, “los Sistemas Integrados de Gestión (SIG) creados por los fabricantes deben centrarse en financiar adecuadamente el tratamiento de los residuos con valor residual negativo”.

 

Igualmente, puso de manifiesto que en casos como los Vehículos Fuera de Uso (VFU), baterías de automoción o envases, los objetivos de reciclaje se alcanzan gracias a “la constante colaboración entre todas las partes y agentes afectados”, apuntando que “cuando esa colaboración no existe el funcionamiento del sistema es defectuoso y mucho más caro para el ciudadano”.

 

De esta forma, Alicia García-Franco abogó por la colaboración entre fabricantes, gestores y administración, estableciendo “una dinámica constructiva de respeto mutuo en el que nadie usurpase el papel de nadie y se lograsen así los objetivos planteados”.

 

Fuente: metalesymetalurgia

FASES DEL PROCESO DE RECICLAJE DE RESIDUOS METÁLICOS

LOS MATERIALES SE COMPRAN PARA SU RECICLAJE

El reciclaje y recuperación de materias orgánicas e inorgánicas tiene múltiples ventajas entre las cuales está, fundamentalmente, la conservación del medio ambiente. El reciclado de materiales supone una labor fundamental porque permite el ahorro de materias primas y disminuye el gasto de energía y agua. También reduce la generación de residuos y la contaminación añadida. La labor de las empresas de tratamientos de residuos favorece la sostenibilidad del medio ambiente.

 

Reciclaje de chatarra

El proceso de reciclaje se divide en varias fases:

1. ENTRADA DE MATERIAL EN PLANTA

Entrada a nuestras instalaciones de vehículos cargados con material destinado al reciclaje.
Dichos vehículos son pesados en báscula vehicular  homologada. Para recepciones de materiales o cantidades menores disponemos de una báscula de detalle igualmente homologada.

 

2. DESCARGA DEL MATERIAL

Los vehículos provistos de caja basculante descarga automáticamente en la sección correspondiente.
Los vehículos sin basculante son descargados por nuestras grúas con pulpo-electroimán o manualmente las cargas de menor tamaño.

 

3. INSPECCIÓN, VALORACIÓN Y PAGO

Se realizará inspección visual y comprobación de la calidad y naturaleza del material descargado para que se corresponda con el presupuesto acordado. El vehículo descargado vuelve para realizar la destara. La báscula nos imprime un ticket con el neto (bruto-tara) del material descargado.Con este ticket de peso se generará un albarán valorado a los precios acordados que se abonará al contado mediante talón nominativo, etc…. El proveedor enviará su factura posteriormente.

 

4. CLASIFICACIÓN Y MANIPULACIÓN DE LOS MATERIALES

Los materiales, a su entrada, se clasifican según su naturaleza:

    Férricos: chatarra de hierro y acero.

    No férricos: chatarra de otros metales: cobre, bronce, latón, zinc, acero inoxidable, aluminio, níquel, plomo, aceros especiales,…

     Mixta: chatarra de hierro o acero mezclada con otros metales.

Los materiales, en las empresas de tratamiento de residuos, se manipulan de manera manual o mecánica según su dimensión.

Los materiales mixtos se desguazan con pequeña herramienta: soplete, etc., para su clasificación definitiva a férricos o no férricos.

Una vez clasificados se acumulan en pilas de chatarra de su misma naturaleza y se preparan para su salida.

 

5. SALIDA Y DESTINO DEL MATERIAL

 

Concluido el proceso y preparado el material se carga en camiones y se transporta a sus respectivas fundiciones o gestores finales, según la naturaleza del material, donde se funden y se convierten en materiales nuevos que, mediante moldes, producen cada fundición: vigas, pletinas, chapas, varillas, piezas, etc., de acero, aluminio, cobre, latón, inoxidables, etc.

El residuo no siempre es un desecho a destruir, a veces, es posible recuperarlo. Valorizar los residuos implica optimizar sus características mediante procesos de reutilización, recuperación y reciclado.

Clasificar un residuo, reciclarlo y poder darle un valor (valorizarlo) es muy conveniente para el medioambiente.

Los gestores de Residuos convertimos los residuos en materiales reutilizables para otras actividades, fomentando así, la valorización de los residuos y evitando el depositarlos en vertederos.

La valorización está incluida en la Gestión Integrada de los RSU (Residuos Sólidos Urbanos). Esta Gestión engloba todas las etapas de manejo de residuos: la generación, la disposición inicial, la recolección, el transporte, el tratamiento y la disposición final adecuada

 

Tiempos de cambio para el sector recuperador en España

Las dificultades de financiación y la falta de materia prima son los principales problemas del sector recuperador en España

maquinaria_recicladoresiduos_acero_123rf_3063

Las empresas del sector de maquinaria y equipamiento para la recuperación y reciclaje de chatarra y otros metales aseguran que “lo peor ya ha pasado”; la realidad muestra un mercado estancado debido a “la falta de financiación por parte de las entidades bancarias”, tal y como asegura el gerente de Hidroeuropa, Cándido Hernández, quien apunta la necesidad de la activación de líneas financieras para poder facilitar la adquisición de maquinaria al cliente final.

 

Sin perder de vista esta problemática, sumada a la falta de materia prima (chatarra), nos encontramos ante un panorama en el que, según indica la directora comercial para España y Portugal de Tomra Sorting Recycling, Judit Jansana, “los recicladores buscan ampliar su cartera de clientes, ajustar precios, mover su stock y ganar libertad de movimiento y competitividad. Esto sólo es posible con la modernización de sus procesos productivos con tecnologías de vanguardia”.

 

Vanguardia tecnológica
En función de los requerimientos de las empresas recicladoras, los fabricantes y distribuidores de maquinaria para la recuperación y reciclaje de chatarra se han visto impulsados en la actualidad a recurrir -en mayor medida que en etapas anteriores- a la innovación como factor diferenciador.

 

Desde la empresa Industrias Hidráulicas (Moros) aseguran que “esta situación exige a cualquier empresa permanecer en la vanguardia y, por ello, realizamos fuertes inversiones en I+D+i; toda esa inversión revierte directamente sobre el cliente final, quien puede obtener equipos que le hacen a su vez mucho más competitivo en el mercado”. En definitiva, el objetivo es “buscar modos alternativos de crecimiento y de gestión para incrementar el número de clientes y, en última instancia, su margen de beneficio”, apunta Jansana.

 

Rapidez, flexibilidad y calidad, así como eficiencia y economía de funcionamiento, centran los elementos protagonistas en la demanda de este tipo de equipamiento por parte de los recicladores. Según indica Hernández, “nos encontramos ante un sector que sabe perfectamente lo que quiere e incluso es capaz de imaginar cuáles son las necesidades a corto plazo del mercado”.

 

Por su parte, Diego Esteban, director comercial en Moros, asegura que entre sus clientes también se valora la atención postventa y unos bajos costes de mantenimiento preventivo.

 

Fuente: MetalesyMetalurgia

Nuevo Real Decreto sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

Incluye una batería de nuevas medidas para mejorar su recogida separada y gestión

normativa_reciclado_123rf_3061

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 20 de febrero un Real Decreto (RD) sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que incluye una batería de nuevas medidas para mejorar su recogida separada y gestión.

 

La gestión de este tipo de residuos -que contienen materiales valiosos, pero también sustancias peligrosas que hay que tratar- comienza con su adecuada entrega en las instalaciones de recogida municipales, como los llamados “puntos limpios”, las tiendas de aparatos eléctricos y electrónicos, los gestores autorizados y los puntos específicos habilitados por los fabricantes. El coste anual asociado a toda esta gestión supera anualmente en España los 300 millones de euros.

 

La regulación existente hasta la fecha en nuestro país no ha proporcionado la solución completa de algunos problemas de esta gestión, como las bajas tasas de recogida separada, gestión inadecuada de algunos residuos de algunos aparatos y falta de información sobre el origen y evolución de los aparatos eléctricos y electrónicos.

 

El nuevo RD transpone la normativa comunitaria sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (Directiva del 4 de julio de 2012), con el fin de cumplir los objetivos de recogida y gestión que impone la norma comunitaria, clarificar los puntos de recogida y las obligaciones de información en esta materia, y mejorar el control del traslado de este tipo residuos fuera de la Unión Europea.

 

Para 2015 el objetivo fijado por la normativa comunitaria sobre gestión de residuos es de cuatro kilos de recogida separada por habitante, mientras que en España los datos de 2012 -los últimos conocidos- hablaban de 3,4 kilos por habitante.

 

Asimismo, para impulsar la prevención de la generación de este tipo de residuos fomenta tratamientos como la preparación para la reutilización, lo que permite poner en el mercado de nuevo el mismo producto una vez que se haya reparado. Para ello, establece requisitos para los gestores que garanticen que la preparación para la reutilización se realiza de manera adecuada

 

Fuente: MetalesyMetalurgia

El volumen de residuos reciclados alcanzará los 18 millones de toneladas en 2015

Según el Informe Especial basic de DBK «Reciclado de Residuos» 17/feb/2015

Aluminum scrap

Según el último Informe Especial basic de DBK “Reciclado de Residuos”, la actividad de las empresas de reciclado de residuos ha experimentado un sensible desarrollo en los últimos diez años, en un marco en el que se ha incrementado gradualmente el cumplimiento de los objetivos de los organismos públicos en materia de tratamiento y reutilización de residuos.

 

Según los datos recogidos, el volumen de residuos reciclados -incluyendo residuos metálicos, papel y cartón, madera, vidrio y plástico- se situó en 17,35 millones de toneladas en 2014, un 1,5% más que en el ejercicio anterior. Por su parte, el negocio generado por su venta alcanzó la cifra de 2.000 millones de euros.

 

Para 2015 se prevé un aumento del volumen de residuos reciclados, de alrededor del 2%, hasta situarse próximo a los 18 millones de toneladas, prolongándose de este modo la tendencia ascendente de 2014, en un marco de gradual consolidación del crecimiento de la actividad económica que provocará un aumento de la generación y el reciclado de residuos.

 

Según los últimos datos de DBK, en 2014 operaban en España unas 350 empresas de reciclado de residuos, que gestionaban más de 400 plantas, incluyendo plantas de reciclado de residuos de metal, papel y cartón, madera, vidrio y plástico, así como de aparatos eléctricos y electrónicos.

 

La mayor parte de las empresas que operan en el sector cuentan con una planta de reciclado, siendo un porcentaje pequeño el que gestiona dos o más plantas. En términos de número de empleados, algo más del 60% de las compañías cuenta con una plantilla inferior a los 10 trabajadores.

 

Fuente: Metales y Metalurgia

LAS CHATARRAS FÉRRICAS ACUMULAN NUEVOS DESCENSOS EN FEBRERO

El mercado internacional continúa a la baja

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El precio de las chatarras férricas arrastra los movimientos a la baja registrados en el mercado internacional, especialmente en el mercado turco, durante este mes de febrero, acumulando descensos tanto en la primera como en la segunda quincena de febrero.

De cara a las próximas semanas, el mercado “amenaza” con nuevas bajadas.

En cuanto a los metales no férreos, durante la primera quincena de febrero se registraron caídas en aluminios y cobres y derivados, mientras que plomo y baterías son la excepción, con incrementos en sus precios. Los inoxidables, se mantuvieron en la primera parte del mes.

Sin embargo, en la segunda quincena de febrero se ha producido un cambio de tendencia en el mercado de metales no férreos. Así, el precio de los aluminios se ha incrementado en este período, mientras que cobres y derivados se mantienen. Por su parte, los inoxidables también ven incrementar su precio, a excepción de los ferríticos que se mantienen.

Mercado internacional del Mediterráneo
La escasa demanda de chatarra en la segunda quincena de enero por parte de Turquía, junto a la devaluación de su moneda frente al dólar USA, ha llevado a que los precios internacionales se sitúen en mínimos interanuales..

Las previsiones apuntaban hacia nuevas caídas en los precios internacionales, cumpliéndose esta predicción con un nuevo desplome de precios en los mercados internacionales en la segunda quincena de febrero, con escasez de ofertas y prácticamente inexistencia de demanda.

 

Fuente: Metalesymetalurgia

Las chatarras férricas comienzan el año con escasas variaciones

El mercado internacional registra un bajo nivel de consumo

grupocelsa_chatarras_3054

Las chatarras férricas en España han iniciado el año 2015 con ligeras modificaciones, teniendo en cuenta el escaso movimiento registrado en el mercado internacional. Y, pese a registrar un ligero incremento en las primeras semanas con motivo del fortalecimiento del cambio euro/dólar, el mes de enero se ha desarrollado con un mantenimiento generalizado en los precios para todas las categorías y zonas.

 

Sin embargo, el mercado permite vislumbrar amenazas” de nuevos descensos de cara a las próximas semanas.

 

En cuanto a los metales no férreos, su precio se ha visto afectado por lo acontecido en el mercado del petróleo en las últimas semanas con descensos en la mayoría de las categorías (cobres y derivados, aluminios e inoxidables), de forma que la tendencia a la baja se ha extendido durante el primer mes del año.

 

Mercado internacional del Mediterráneo
En el caso del mercado internacional del Mediterráneo, la entrada del año nuevo continúa siendo una época de bajo nivel de consumo. Así, en estas primeras semanas de 2015, las compras internacionales de chatarra han registrado un volumen insignificante, según fuentes del sector.

Por su parte, los precios se han mantenido estables en el inicio de 2015, asumiendo un ligero incremento de la última quincena de diciembre.

 

Fuente: MetalesyMetalurgia.com

 

Obligaciones de los productores y poseedores de Residuos

 

latas

Según la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, en su Artículo 17 se establecen las obligaciones del productor u otro poseedor inicial relativas a la gestión de sus residuos:

 

1. El productor u otro poseedor inicial de residuos, para asegurar el tratamiento adecuado de sus residuos, estará obligado a:
a) Realizar el tratamiento de los residuos por sí mismo.

b) Encargar el tratamiento de sus residuos a un negociante, o a una entidad o empresa, todos ellos registrados conforme a lo establecido en esta Ley.

c) Entregar los residuos a una entidad pública o privada de recogida de residuos, incluidas las entidades de economía social, para su tratamiento.
Dichas operaciones deberán acreditarse documentalmente.

 
2. La entrega de los residuos domésticos para su tratamiento se realizará en los términos que establezcan las ordenanzas locales.

 
3. El productor u otro poseedor inicial de residuos comerciales no peligrosos deberá acreditar documentalmente la correcta gestión de sus residuos ante la entidad local o podrá acogerse al sistema público de gestión de los mismos, cuando exista, en los términos que establezcan las ordenanzas de las Entidades Locales.

 
En caso de incumplimiento de las obligaciones de gestión de residuos comerciales no peligrosos por su productor u otro poseedor, la entidad local asumirá subsidiariamente la gestión y podrá repercutir al obligado a realizarla, el coste real de la misma. Todo ello sin perjuicio de las responsabilidades en que el obligado hubiera podido incurrir.

 
4. El productor u otro poseedor inicial de residuos, para facilitar la gestión de sus residuos, estará obligado a:

a) Suministrar a las empresas autorizadas para llevar a cabo la gestión de residuos la información necesaria para su adecuado tratamiento y eliminación.

b) Proporcionar a las Entidades Locales información sobre los residuos que les entreguen cuando presenten características especiales, que puedan producir trastornos en el transporte, recogida, valorización o eliminación.

c) Informar inmediatamente a la administración ambiental competente en caso de desaparición, pérdida o escape de residuos peligrosos o de aquellos que por su naturaleza o cantidad puedan dañar el medio ambiente.

 
5. Las normas de cada flujo de residuos podrán establecer la obligación del productor u otro poseedor de residuos de separarlos por tipos de materiales, en los términos y condiciones que reglamentariamente se determinen, y siempre que esta obligación sea técnica, económica y medioambientalmente factible y adecuada, para cumplir los criterios de calidad necesarios para los sectores de reciclado correspondientes.

 
6. Además de las obligaciones previstas en este artículo, el productor u otro poseedor de residuos peligrosos cumplirá los requisitos recogidos en el procedimiento reglamentariamente establecido relativo a los residuos peligrosos.
Los productores de residuos peligrosos estarán obligados a elaborar y remitir a la Comunidad Autónoma un estudio de minimización comprometiéndose a reducir la producción de sus residuos. Quedan exentos de esta obligación los pequeños productores de residuos peligrosos cuya producción no supere la cantidad reglamentariamente establecida.

 
7. El productor de residuos peligrosos podrá ser obligado a suscribir una garantía financiera que cubra las responsabilidades a que puedan dar lugar sus actividades atendiendo a sus características, peligrosidad y potencial de riesgo.
Quedan exentos de esta obligación los pequeños productores de residuos peligrosos definidos reglamentariamente.

 
8. La responsabilidad de los productores u otros poseedores iniciales de residuos domésticos y comerciales, concluye, cuando los hayan entregado en los términos previstos en las ordenanzas locales y en el resto de la normativa aplicable.
La responsabilidad de los demás productores u otros poseedores iniciales de residuos, cuando no realicen el tratamiento por si mismos, concluye cuando los entreguen a un negociante para su tratamiento, o a una empresa o entidad de tratamiento autorizadas siempre que la entrega se acredite documentalmente y se realice cumpliendo los requisitos legalmente establecidos.

 

 

Como se puede ver en los puntos 1.b y 1.c. las posibles vías que tienen los productores o poseedores de residuos para gestionarlos, si ellos no se encargan de su tratamiento, es entregárselo a un negociante o empresa o entidad pública o privada registrada, para que lleven a cabo su gestión conforme a la legalidad.

 

 

TECNOLOGÍA PARA LA SOSTENIBILIDAD EN LA RECUPERACIÓN DE METALES

La creciente demanda de metales exige un replanteamiento de las técnicas de reciclado. El uso de tecnologías eficientes, como la de clasificación basada en sensores, permite altas tasas de recuperación y fracciones limpias de valiosos metales no férricos, como acero inoxidable, cobre, latón, cables eléctricos y placas de circuito impreso. (Residuos Profesional)

 

tomra_2-300x210

 

 

El reciclado de metales conlleva demostrados beneficios desde el punto de vista económico y medioambiental. Los metales se pueden reciclar casi indefinidamente y ofrecen una gran oportunidad de reducir la degradación del medio ambiente, favoreciendo al mismo tiempo un uso más eficiente de recursos como agua y energía.

 

Sin embargo, hacen falta enfoques avanzados para resolver el reciclado de productos complejos, que contienen una gran variedad de metales y otros materiales relacionados entre sí. Y así lo reconoce el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) “Riesgos y desafíos ambientales que plantean los ciclos y flujos antropógenos de metales”, publicado en 2013: “el incremento de la demanda de metales, que podría multiplicarse por diez en comparación con las necesidades actuales, exige un replanteamiento de las prácticas de reciclado a fin de hacer frente a los impactos ambientales negativos”.

 

INNOVACIÓN TECNOLÓGICA

 

Existe un consenso general sobre la necesidad de dirigir los esfuerzos de I+D hacia el logro de un desarrollo sostenible, dando prioridad a las tecnologías que aumenten la productividad de los recursos. Esto significa, en gran parte, optimizar los procesos de recuperación y tratamiento de los residuos para poder recuperar la mayor cantidad de materia prima.

 

En consonancia con ello, las distintas legislaciones en materia de residuos incrementan sus objetivos de recuperación para los próximos años y para todos los tipos de residuos. En la legislación europea, por ejemplo, y en el caso de los vehículos fuera de uso (VFU), la Directiva 2000/53/CE del Parlamento Europeo establece una cuota obligatoria de reciclado que pasará del 85% al 95%, a cumplir a partir de 2015. Para satisfacer estas cuotas muchos países tendrán que hacer cambios en sus sistemas de reciclaje, se necesitarán más plantas, más y mejores máquinas y, sobre todo, tecnologías más eficientes que permitan reducir costes y obtener mejores resultados.

 

LA IMPORTANCIA DE LOS METALES NO FÉRRICOS

 

El potencial para el reciclado de metales es enorme. Se estima que sólo los residuos de equipos eléctricos y electrónicos en el mundo oscilan entre 20 y 50 millones de toneladas anuales. A todo ello hay que sumar los millones de latas de aluminio, los vehículos fuera de uso, los grandes electrodomésticos…. En el sector del metal crece imparable la demanda de metales no férricos. Metales como cobre, latón, aluminio y zinc se recuperan de los VFU para servir a su vez como recursos para la producción de nuevos vehículos. Lo mismo sucede con los residuos electrónicos, línea blanca, línea marrón, escorias de incineradoras, chapajo, perfil, etc.

 

Todos ellos son productos de gran consumo, que generan una alta demanda de metales no férricos. Por eso su recuperación y reciclaje tiene tanta importancia, tanto en el plano económico como medioambiental. Sin embargo, muchas plantas de reciclaje aún no tienen la capacidad tecnológica necesaria para recuperar estos valiosos metales eficientemente, perdiendo no solo competitividad y oportunidades de negocio, sino saliendo del circuito de la deseable sostenibilidad en el manejo de los recursos.

 

CLASIFICACIÓN POR SENSORES

tomra_1-300x225

 

Una de las innovaciones más punteras en este sector es la tecnología de clasificación por sensores, que permite optimizar el proceso de recuperación de materiales de distintos flujos de residuos. Los actuales equipos para la clasificación por sensores son capaces de seleccionar con alta precisión los distintos materiales atendiendo a sus propiedades, tales como conductividad y permeabilidad electromagnéticas, densidad atómica, conductividad y disipación térmica, composición elemental, color, brillo, forma, transparencia, absorción de la luz, etc.

 

Para la óptima recuperación de los valiosos y escasos metales, las plantas más modernas utilizan equipos dotados de sensores electromagnéticos altamente sensibles (EM), que reconocen los materiales en base a su conductividad electromagnética, permitiendo la recuperación de una fracción limpia de cables eléctricos, fracción limpia de acero inoxidable y recuperación de todos los metales no férricos. Estos sensores, en combinación con un sensor NIR (infrarrojo cercano) también permiten recuperar todos los plásticos visibles y su separación de diferentes polímeros, como PP, PS, PE, ABS.

 

Estos equipos cuentan además con avanzadas tecnologías para la recogida y tratamiento de datos de los múltiples objetos de metal, que escanean de manera constante, así como para el procesamiento de imágenes con alta precisión. Gracias a ellas, las máquinas de clasificación por sensores son capaces de identificar las diferencias más pequeñas entre las distintas fracciones de metal, basándose en su forma, tamaño e intensidad, y separar dichas fracciones con un alto grado de pureza. La calibración adaptativa de los equipos permiten, además, anular la señal de pequeños fragmentos metálicos embebidos en la banda de la cinta aceleradora, evitando que se activen las válvulas a su paso y consiguiendo una mayor pureza del producto seleccionado.

 

Fuente: Minería Urbana

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies